sábado, 29 de abril de 2017

Alcaldía de Caroní avanza en reuniones para atender temporada de lluvias en Guayana

Protección Civil toma previsiones para evitar situaciones de riesgos


Esta primera reunión es la antesala a consolidación del Comité Municipal de Riesgos por Temporada de Lluvia, que será juramentado en los próximos días, para atender diferentes eventualidades que pudieran presentarse con los cambios meteorológicos, que registre la Ciudad durante los meses de mayo, junio, julio y agosto

Ciudad Guayana.- Autoridades nacionales, regionales y municipales se dieron cita en la sala de reuniones de la Dirección de Obras de la Alcaldía de Caroní, con el fin de realizar la primera reunión preparatoria para atender la temporada de lluvia, que según pronósticos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), comenzará en mayo y se extenderá hasta el venidero mes de agosto.

Para esta primera reunión, dijo Ángel Rodríguez, director de Protección Civil Caroní (PC), se acordaron dos líneas de trabajo, la primera; corresponde a prevención y la segunda a respuestas, que se brinden a diferentes situaciones que puedan presentarse durante estos cuatro meses de actividad fluvial en todo el municipio Caroní.

Para dar cumplimiento a dos líneas de trabajo fijadas, están las instituciones involucradas en atender y responder a comunidades durante las lluvias, como son; Ministerio de Ecosocialismo y Agua, Gran Misión Vivienda Venezuela, Cantv, Corpoelec, Hidrobolívar, Instituto de Salud Pública del estado Bolívar, Hidrobolívar, Corporación de Servicios Patrióticos Sociales, direcciones de Hidráulica, Desarrollo Urbano, Bomberos Municipales, Policía Municipal y Protección Civil en sus tres niveles, nacional, regional y municipal.

Línea de trabajo

La línea preventiva, explicó el director de Protección Civil Caroní, Ángel Rodríguez, corresponde al proceso de revisión y evaluación de cada una de las zonas de riesgo, relacionadas con canales y drenajes de aguas pluviales, censo a familias ubicadas en áreas vulnerables y su posible reubicación, además de la delimitación de esos espacios.

Mientras que la segunda línea; respuesta, está relacionada con la ejecución de diferentes estrategias fijadas en cualquiera de los casos previamente planteados, donde destacan labores de búsqueda, rescate y salvamento de personas damnificadas, inventario que posee cada institución para atender a quienes pierdan sus bienes o enseres, traslado de familias a posibles albergues, restitución de  servicios básicos interrumpidos, entre otras situaciones que pudieran presentarse durante la temporada de lluvia.

Zonas de riesgo

Sectores como Castillito, José Gregorio Hernández, La Españolita, La Curva, Los Monos y Puerto Libre; así como Campo Rojo, Sabana de Piedra, Acapulco, Las Delicias, La Laja, Pozo Verde, vía El Pao, y las islas; Teodoro, Providencia, Las Margaritas y Los Frailes son zonas de riesgo por inundación de río o fluvial.

Mientras que, por cárcava o deslizamiento, hay ocho parroquias que poseen espacios geográficos que tienen esta característica y son zonas de riesgo; Unare (Villa del Sur, Villa Real, Pavo Real, Santa Rosa). Universidad (Los Raudales y avenida Las Américas, parque La Navidad).

Cachamay (Puerto Libre). Vista al Sol (La Victoria). 11 de Abril (Renny Ottolina y El Porvenir). Chirica (El Cañón del Diablo). Simón Bolívar (UD 102 y 109, frente a  Terminal de Pasajeros y urbanización Francisco Avendaño, Los Alacranes. Dalla Costa (sector José Tadeo Monagas). 

A este grupo se suman zonas como; Sabana de Piedra, UD 338, Villa Caruachi, Francisca Duarte y Chirica Vieja entre otros, que pudieran presentar afectaciones por lluvia, debido a su alto nivel freático, detalló el director de Protección Civil Caroní, Ángel Rodríguez.

Destacado

Llamado a la comunidad

Acatando el llamado del presidente obrero, Nicolás Maduro, en días recientes a fomentar la prevención en todo el país, y en especial en aquellas zonas vulnerables a las lluvias, el director de Protección Civil Caroní, Ángel Rodríguez, instó a la comunidad a organizarse para mantener canales y drenajes de aguas pluviales despejados de desechos sólidos, con la meta de evitar que se saturen y colapsen, generando situaciones de alarma, que colocan en riesgo a toda la familia.