lunes, 23 de mayo de 2016

Más del 90 % del sector privado está incorporado en la activación de los motores productivos

El vicepresidente para el Área Económica aseguró que la economía venezolana durante este segundo semestre tendrá resultados positivos y perceptibles en la sociedad
Miguel Pérez Abad, vicepresidente para el Área Económica, informó que más del 90 % de los empresarios privados que hacen vida comercial e industrial en el país, participan en los diálogos de la Agenda Económica Bolivariana de manera activa para impulsar cada uno de los motores productivos, “ellos mantienen el compromiso patrio de aumentar la producción”.

Entrevistado en el programa José Vicente Hoy, transmitido por el canal privado Televen, el economista aseguró que el modelo económico de Venezuela tiene como centro la protección del ser humano, de las familias, de las trabajadoras y trabajadores, razón por la cual el apalancamiento y la transformación de los modelos productivos serán con el mismo centro de acción.
A su juicio, el Gobierno Nacional ha tomado las medidas necesarias para afrontar la situación económica, “la coyuntura nos está obligando a transformar el modelo productivo del país, la altísima dependencia de los privados y de lo público para la obtención de divisas ha sido el funcionamiento de la economía durante los últimos 100 años, estamos rompiendo ese paradigma, estamos avanzando de manera muy rápida”.
Aseguró que tras las acciones tomadas en la Agenda Económica Bolivariana, para el segundo semestre se obtendrán resultados positivos y perceptibles en la sociedad, “deberíamos estar mucho mejor articulados, también las finanzas públicas deben haber mejorado de manera notable”.
Sostuvo que para la reactivación del aparato productivo nacional se ha avanzado en el vértice fundamental “la confianza en los productores nacionales, y en los trabajadores”.

VÉRTICES DE LA ECONOMÍA

El vicepresidente para el Área Económica, explicó que la activación de los cinco vértices de la economía desarrollados por el Ejecutivo en muy poco tiempo se traducirá en producción, abastecimiento y exportación.
Recordó que la Agenda Económica Bolivariana abarca el desarrollo de capacidades productivas nacionales, el nuevo sistema cambiario, la revolución tributaria, el establecimiento de precios y de estímulo de producción y “el más importante, la activación de un diálogo productivo permanente a través del Consejo de Economía Nacional que nos permite cada martes reunirnos con los productores”.

EXPORTACIONES

Pérez Abad destacó que en materia de exportaciones gracias a los diálogos permanentes, “en apenas dos meses hemos reducido los tramites de exportación en más de un 60%, eso ha permitido que un grupo muy importante de productores nacionales  e industriales hoy entren a la era exportadora”.
Resaltó que la Agenda Económica Bolivariana ha permitido la creación de un fondo mixto con capital privado, con inversión, recursos del sector privado y también del estado, para poder afrontar la adquisición de insumos y materia prima.
“Hemos desarrollado una serie de iniciativas novedosas que solamente es posible que aparezcan en situación difíciles (…) donde resalta la creatividad y el compromiso patrio”, dijo.
La economía de Venezuela dependía del 95% del ingreso petrolero, “prácticamente, nosotros estábamos importando por mes 3.000 millones de dólares y en enero importamos 70.000, ósea se produjeron 70.000 e importamos 77 millones de dólares en insumos y materia prima, venimos de 3.000 millones”, apuntó.

GUERRA ECONÓMICA

“La guerra económica existe, es real, está presente en la formación de los precios, en el dólar de guerra que nos instalaron en el país, en la desviación de los productos, en la paralización de productos en momentos críticos del país, en el concierto internacional y en todos los instrumentos financieros que le aplican a Venezuela”, advirtió el también empresario venezolano.
Señaló que el comportamiento productivo de empresas Polar es un ejemplo del escenario político, “tenemos evidencia donde Polar ha bajado su producción cuando hemos estado en momentos críticos”, cuando se anunció de la enfermedad del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez y su posterior desaparición física; las elecciones presidenciales abril 2013, elecciones parlamentarias 2015, decreto de Obama, entre otros.

Sin embargo destacó que el grueso de los sectores de la economía productiva venezolana, a pesar de las diferencias ideológicas, “trabajar de manera activa para mantener la producción y poder abordar la coyuntura productiva y económica con éxito”.