viernes, 26 de agosto de 2016

Presidente Maduro pide al pueblo estar alerta ante las amenazas imperiales

“El pueblo movilizado, pueblo consciente, pueblo unido, unión cívico-militar, y estoy seguro que vamos a tener una gran victoria (…) La victoria nos pertenece y debemos conquistarla todos los días”, dijo el Jefe de Estado
El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, llamó este jueves al pueblo a estar atentos ante las amenazas del imperiales para garantizar la paz.

“El pueblo debe tener alta la guardia de lucha ante las amenazas que ha lanzado el imperialismo norteamericano”, dijo durante una llamada telefónica a la concentración del pueblo larense en defensa de la paz y la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS).
Asimismo, aseguró que la única respuesta es el “pueblo movilizado, pueblo consciente, pueblo unido, unión cívico-militar, y estoy seguro que vamos a tener una gran victoria (…) La victoria nos pertenece y debemos conquistarla todos los días”.
Manifestó que el pueblo venezolano quiere paz, “quiere tranquilidad, el pueblo quiere trabajo, el pueblo quiere Revolución y el pueblo debe defender su derecho a la paz y a la Revolución en la calle”.
El jefe de Estado resaltó que los revolucionarios se encuentran construyendo la nueva economía para superar el rentismo petrolero y la dependencia parasitaria de una burguesía rapaz que ya no da más.
Reveló que “es la hora de que el pueblo venezolano se vea al espejo y vea 17 años de lucha” del proyecto revolucionario del comandante Hugo Chávez, que a su juicio “han valido la pena”.
Al respecto, exhortó a los líderes revolucionarios y ministros a trabajar para cerrar el año con una victoria contundente ante las pretensiones violentas de la derecha. “Pongámosnos a trabajar para que el plan de aceleración tenga resultados positivos para el pueblo”, aseveró.

Maduro recordó que el Plan Integral de Ofensiva Revolucionara arranca el próximo primero de septiembre y culmina el 31 de diciembre “para tener un remate victorioso de trabajo, prosperidad y paz”.