miércoles, 11 de abril de 2012

La Revolución de Abril es la expresión y la fuerza de un pueblo valiente


El Pueblo en la calle restituyó en el poder al Comandante Hugo Chávez
Prensa PSUV.- La revolución de1 13 abril del 2002, se suma a la gama de hechos históricos acontecidos en Venezuela, en los que el pueblo valiente ha tenido un papel protagónico y significativo, como fueron los sucesos del 4 de Febrero y el 27 de noviembre de 1992, protestas que abrieron el espacio para los diversos procesos de participación de los sectores patrióticos nacionalistas del país, lo que cataloga a este momento como una lección importante, porque se recuperó lo que se había perdido, como los derechos constitucionales y humanos de los venezolanos, así como el retorno de la democracia.
Al aproximarse la conmemoración de los diez años de ese trascendental hecho queda totalmente claro que el pueblo salió a las calles en defensa del proceso revolucionario y del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, quien había sido secuestrado por quienes realizaron un golpe de estado, enmarcado en fuertes protestas organizadas por Fedecamaras, la Corporación de Trabajadores de Venezuela (CTV), medios de comunicación privados como: Venevisión, Radio Caracas Televisión (RCTV), Globovisión, CMT, Televen, miembros de la Fuerza Armada y representantes de la banca privada, por estar ellos en desacuerdo con las nuevas políticas implementadas en el país, que traerían mejores beneficios a los venezolanos, que durante cuarenta años sufrieron la demagogia de los gobernantes de la IV República.
“Ese día 13 surgieron reacciones espontáneas por parte de todas esas personas que se movilizaron con un mismo sentimiento y una conciencia única, desde diferentes puntos del país entre ellos los estados Vargas y Miranda, que a través de largas caminatas, se unieron a las concentraciones desarrolladas en las distintas parroquias caraqueñas, donde se exigía a través de consignas como “Queremos a Chávez”, el regreso del líder de la Revolución Bolivariana al Palacio de Miraflores”, así lo recuerda, Wilfredo Vásquez del colectivo de la televisora Catia TV.
Cabe destacar, que para esta fecha los venezolanos no contaban con medios de comunicación que informaran acerca de los acontecimientos acaecidos en la ciudad capital, puesto que las grandes empresas de comunicación se convirtieron en voceros de la oposición y los principales medios públicos como Venezolana de Televisión (VTV) habían sido tomados y sacados del aire por la derecha venezolana, situación que generó gran inquietud en el movimiento popular, conformado también por medios comunitarios y alternativos como: radios, periódicos y televisoras, que se articularon con pocos recursos para decirle al país y al mundo lo que sucedía en Venezuela y lo que se quería ocultar.
Durante este contexto los medios comunitarios y alternativos existentes para ese momento, jugaron un papel importante en defensa del derecho a la información, debido a que desde los días 8 y 9 de abril ya estos movimientos defensores de la patria tenían información de que algo pasaría en Caracas, lo que llevó a realizar las movilizaciones y tomar las calles de la ciudad, así como a elaborar volantes que informarían al pueblo lo que sucedía, como eran los allanamientos, las torturas, las vejaciones y la represión de la que fueron víctimas muchas personas, por parte de la Policía Metropolitana (PM) en zonas populares como Catia y en el centro de la ciudad.
Gonzalo Gómez, integrante de la Asamblea Popular Revolucionaria (Aporrea), expresa que “ese día el Presidente se merecía el apoyo brindado, ese fue un hecho emocional y afectivo, cuando el golpe triunfó hubo una situación de incertidumbre y desasosiego, pero siempre se creyó que el pueblo lo rescataría. Todos compartimos una misma conciencia. Sin tener la oportunidad de articularlo en forma metódica el pueblo estaba en sintonía con el jefe de Estado, porque había consciencia de los logros que se había obtenido en el proceso revolucionario”, puntualizó.
Por su parte, Fernando Barret, comunicador alternativo de la Radio Libre Negro Primero, destacó que “en ese momento como una reacción creciente contra el golpismo funcionó la radio bemba, a modo de sistema nervioso lo que contribuyó a fortalecer a las masas. Era innegable la cantidad de gente que salió de sus hogares, acción que rompió el eje de la conspiración de los medios, se contaba con más de seis millones de personas en ese entonces”.
Simultáneamente, Vásquez, relata y recuerda con gran entusiasmo la llegada del mandatario venezolano y la restitución del canal del Estado, “la gente decía a las afuera de Miraflores queremos ver a Chávez, llegaban de todas parte caminando y no estaban divirtiéndose, el pueblo no se creyó el cuento de que el Presidente había renunciado, era un sentimiento chavista en todo el país, por lo que no podíamos quedarnos en las casas, así que teníamos que salir”.
Estos comunicadores como parte del pueblo que salió en defensa del la revolución, coinciden al decir que el mes de abril de 2002 trajo esperanzas y muchas reflexiones internas, ya que describen este proceso como una revolución humanista en la que la gente está avanzando y aprendiendo. A partir de este hecho adquirieron mayor fuerza al formar parte de la batalla de las ideas en forma masiva.
Ese 13 de abril del 2002, con una actitud totalmente humanitaria el Presidente con el cristo en la mano realizó un llamado a la convivencia y a la paz. Chávez tuvo la calma y la entereza para tratar de evitar derramamientos de sangre, mantuvo su integridad y no desencadenó venganza, frente a lo que paso fue bastante tolerante.