lunes, 12 de diciembre de 2016

El 2017 será el primer año del nuevo modelo de crecimiento de la economía de Venezuela

El jefe de Estado sostuvo que tras la caída drástica de los precios del petróleo sufrida en los últimos años, pero sobre todo en este 2016, el Gobierno Bolivariano pudo hacer “un milagro económico y social”
El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, afirmó este domingo que el 2017 será el primer año del nuevo modelo de crecimiento de la economía del país, de la paz, la prosperidad, mientras que el 2016 es el año de la despedida del viejo modelo rentistas petrolero.

Así lo manifestó el jefe de Estado durante su programa dominical En Contacto con Maduro N° 74 desde el Centro Cultural Socialista Parque Caiza, en el estado Miranda.
El Dignatario venezolano saludó con beneplácito el acuerdo histórico suscrito este sábado por los países productores de petróleo OPEP y No OPEP en Viena, Austria.
Los países No OPEP por primera vez en la historia rubricaron un acuerdo en el que se comprometen en disminuir en 558 mil barriles/día a partir de este 1 de enero para lograr restablecer el equilibrio de los precios del crudo.
Maduro recordó que los precios mantenidos hasta este momento en el mercado de hidrocarburos representan los más bajos en lo últimos 50 años. “Venezuela antes de estos precios importaba aproximadamente 3.500 millones de dólares al mes. Este año importamos 100 millón de dólares al mes. Somos una economía eminentemente importadora”.
Enfatizó que la Revolución Bolivariana logró aumentar el consumo del pueblo venezolano. “Antes el consumo estaba reducido, funcionaba con 30% la capacidad de consumo, es decir, el 70% no tenía capacidad de consumo, ni de acceso a los bienes y servicios”.
Prosiguió: “Hoy por hoy un 90% del pueblo tiene capacidad para satisfacer sus necesidades crecientes, producto de un altísimo nivel de empleo en el país, de los ingresos, el 85 % de las personas en edades de pensión, cuentan con su ingreso equivalente al sueldo mínimo constitucional”.
El Mandatario venezolano expuso que el modelo rentista petrolero llevó al país a un altísimo nivel de importación, que a gracias al control de cambio se pudo invertir los dólares del petróleo en expansión del consumo interno y la importación.
Sostuvo que tras la caída drástica de los precios del petróleo sufrida en los últimos años, pero sobre todo en este 2016, el Gobierno Bolivariano pudo hacer “un milagro económico y social”.
“Con el petróleo a 30 dólares el barril, buscando el último dolarito por aquí, por allá para importar y el país no se ha parado, y ahí vamos adelante”.

Ante el bloqueo y ataque financiero internacional al que se ha sometido la patria de Bolívar, el presidente venezolano tomará las medidas necesarias para que Venezuela no solo cumpla con sus compromisos como lo ha venido haciendo rigurosamente, sino para garantizar la inversión social para el pueblo.