viernes, 26 de agosto de 2016

Istúriz: Llamado de la oposición a marchar el 1° de septiembre es un plan subversivo y criminal

Aristóbulo Istúriz manifestó que la derecha quiere “dar un salto de la guerra económica a la guerra política y a la guerra social”
El vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Aristóbulo Istúriz, advirtió que el llamado de la oposición a la “toma de Caracas” el próximo 1° de septiembre es un plan subversivo y criminal que busca derrotar a la Revolución Bolivariana.

“Ese llamado es un plan subversivo, es un plan conspirativo, es un plan golpista, es un plan sangriento, es un plan criminal para buscar de derrotar la Revolución Bolivariana y el gobierno que lidera Nicolás Maduro”, dijo Istúriz durante la gran marcha en defensa de la paz y en respaldo a la Gran Misión Abastecimiento Soberano en Lara.
En un contacto informativo de Venezolana de Televisión, manifestó que “quieren dar un salto de la guerra económica a la guerra política y a la guerra social por eso han convocado para el primero de septiembre, que nadie se engañe”.
Asimismo, recalcó que la única salida que ha encontrado la oposición para destruir el legado de Hugo Chávez es la violencia porque “saben que Maduro no va a renunciar, plantearon la Carta Democrática y la derrotamos y ellos saben que aquí no va haber referendo, no quieren el diálogo, solo les queda la violencia”.
“El chavismo no se va a parar, el chavismo ha tomado las calles y se va a quedar en las calles sin distraernos, atacando la guerra económica, protegiendo a nuestro pueblo pero también en movilización sensibilizando a nuestro pueblo, socializando la conciencia, afianzando la organizaron del pueblo para defender la Revolución”, aseveró.

Istúriz aseguró que “tenemos como objetivo estratégico la paz y vamos a trabajar para garantizar la paz y somos los más interesado en la paz”, al tiempo que declaró que así como el Estado defiende la Revolución Bolivariana, legado del comandante Hugo Chávez, tienen la obligación de gobernar para garantizar la suprema felicidad social del pueblo.