domingo, 8 de abril de 2012

Jauría que actuó en el Golpe de Estado del 11-A se presentan hoy como demócratas


El periodista José Vicente Rangel aseguró que aún no se ha registrado debidamente cómo se persiguió a dirigentes políticos durante los 3 días del Golpe de Estado, y que la saña con la que actuaron líderes de la oposición, alcaldes, jefes militares que se plegaron a la aventura, no tiene precedentes en la historia venezolana
José Vicente Rangel
«La despreciable clase política, económica y mediatica inmoral que derrocó a un gobierno democrático y legitimado el 11 de abril del 2002,  se presenta ahora como demócratas y defensores de la Constitución que violaron y siembran dudas sobre su verdadera vocación democrática”.
Así lo aseveró este domingo el periodista José Vicente Rangel en su programa transmitido por la estación privada Televen. Agregó que ellos nunca han reconocido la felonia en la que incurrieron, que jamás han hecho la autocritica,  y por el contrario, muchos de ellos se ufanan de lo que hicieron.
«Ese dia aciago el fachismo criollo mostró su rostro de manera brutal, arremetió contra el Presidente Chávez, y desmontó en segundos el Estado de Derecho que existía, además de ejercer una bestial represión contra los integrantes del gobierno y el pueblo en general», expresó.
Acotó Rangel que en esa fecha se produjo «la mayor felonia de la historia», en el que se produjo una conjura contra quien ejercía el gobierno gracias al poder popular y a la voluntad del pueblo.
A su juicio, aún no se ha registrado debidamente la manera “cómo la jauría persiguió a dirigentes politicos y personeros del gobierno durante esos 3 días». Dijo que la saña con la que actuaron líderes de la oposición, alcaldes y jefes militares que se plegaron a la aventura, no tiene precedentes en la historia venezolana y que estos fueron los acontecimietos politicos más bochornosos consumados en el país.
Finalmente, el periodista alertó a la población venezolana, refiriendo que esa actitud de los golpistas de hace 10 años siembra dudas sobre su actual conducta y su verdadera vocación democrática. Asimismo, esparce una letal sospecha sobre la oposición, si el resultado del proceso electoral del octubre de este año no les facorece, concluyó.
Texto/María Elena Parada
Foto/Archivo