jueves, 12 de abril de 2012

Presidente Hugo Chávez: Plan para asesinarme falló gracias al pueblo y a los mártires de Puente Llaguno


Mencionó el mandatario nacional que en enero de 2002 conoció una información que adelantaba que en un país centroamericano se estaba preparando un grupo de personas para asesinarlo
El primer plan opositor, que era asesinar al presidente de la República, Hugo Chávez, en el Palacio de Miraflores, el 11 de abril de 2002,  “falló gracias al pueblo, que sin armas se vino para acá (Palacio Presidencial)”, sentenció el jefe de Estado, Hugo Chávez, en cadena nacional de radio y televisión.
A su llegada de La Habana, Cuba, en una reunión en la casa de gobierno, Chávez mencionó que en enero de ese año conoció una información que adelantaba que en un país centroamericano se estaba preparando un grupo de personas para asesinarlo. “Ese plan fracasa gracias a los mártires de Puente Llaguno (en Caracas)”, ratificó Chávez.
Chávez rememoró algunos sucesos importantes que antecedieron al 11-A. Recordó que en el año 2000 se realizó la Constituyente, así como la realización de la Cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), se activaron los ajustes de precios del crudo, Fidel Castro visitó Venezuela y se firmaron los primeros convenios de cooperación con Cuba.
“Venezuela se convirtió en vanguardia de un movimiento que se levantó en el horizonte contra la hegemonía imperial”, sentenció el jefe de Estado.
La Revolución Bolivariana es la última revolución del siglo XX, “vanguardia, una vanguardia”, agregó.
Chávez señaló que el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 empezó mucho antes de ese día. Indicó que para recuperar los recursos sociales era indispensable recuperar la independencia de la patria y de las industrias nacionales, como Petróleos de Venezuela (Pdvsa).
Texto/Nancy Mastronardi