jueves, 6 de abril de 2017

Plan golpista marzo-abril 2017 de la derecha incluye explosivos e intervención militar extranjera

En unos audios difundidos este miércoles, fueron develados los planes golpistas de la ultraderecha nacional contra la soberanía venezolana que pretendían ser ejecutados entre marzo y abril de este año, que incluye violencia en la calle y ataques a fuertes militares como Fuerte Tiuna y el casco central de Caracas, con el fin de generar un escenario propicio para la intervención militar de Estados Unidos (EEUU).

En el material audiovisual –difundido en el programa Con El Mazo Dando de VTV– se desmontaron las acciones que pretendía ejecutar el grupo "Los Próceres", conformado por Roberto Enriquez, Oswaldo Álvarez Paz, pertenecientes al partido Copei; Eduardo Vetancourt, ex DISIP, el coronel Zomacal Longo; y el dirigente de Primero Justicia, Julio Borges.
También incluye a la vocera de la ultraderecha, María Corina Machado, así como al senador del Congreso de los EEUU, Marcos Rubio, quien ha promovido acciones injerencistas contra el país.
El plan golpista está articulado, desde hace tres años, con ejes de poder del gobierno estadounidense, cuando el exjefe del Comando Sur, John Kelly, asomó la posibilidad de una intervención militar en el país.
En las conversaciones, Vetancourt – quien se encuentra a la orden de la justicia venezolana –, sugiere activar acciones violentas "vecino contra vecino", que incluye la utilización de explosivos C4 y mechas, para "remover al gobierno por la fuerza" e impulsar uno de facto, conformado por representantes de los partidos tradicionales: Acción Democrática y Copei; que luego será entregado a partidos de la derecha más nuevos.
"Una cosa es la gente que va a asumir al Gobierno, porque tu no puedes quemar a los muchachos con las decisiones que vas a tener que tomar. Tu le vas a entregar el Gobierno cuando ya las decisiones duras se tomaron", expresa Vetancourt en el audio.
Asimismo, el ex Disip menciona el financiamiento de 98 hombres, por dos millones de bolívares cada uno, para generar grupos de choques. Detalló que los estadounidenses entrarían en juego, cuando "vean que reventaron vainas en Fuerte Tiuna".
Por su parte, en otro audio difundido en el programa, el coronel Zomacal confiesa que él es el coordinador de la participación militar y manejaría los explosivos contra la tranquilidad y paz de la República.
"Tenemos 88 policías, pero necesitamos 120 (...) porque debe haber un grupo detrás de la marcha de María Corina para que vaya a saqueando. Queremos ante la opinión pública nacional e internacional que el pueblo tiene hambre", puntualizó el coronel, que también se encuentra bajo la órdenes de los organismos competentes.
De igual forma, revela que ya infiltró con grupos violentos a colectivos que son, supuestamente, adeptos al Gobierno; así como la participación de militares golpistas vestidos de civiles, en una marcha de oposición. "Algunos tendrán que salir y otros tendrán que morir", dice.
Por su parte, Álvarez Paz dijo en una llamada telefónica al Capitán Heredia, quien se encuentra detenido, "que seguirá los acontecimientos de cerca" y "que está al tanto de esta agenda".
En el programa, el dirigente socialista Diosdado Cabello advirtió que grupos de poder desde Bogotá también son parte de este plan.
"Captaron, y uno debe decirlo, desde Colombia, captaron oficiales francotiradores. Algunos desertaron, otros dieron la baja y se fueron para Colombia. Oficiales en grado de tenientes. Un francotirador (...) Parte de un gran plan donde (Álvaro) Uribe no está ausente. Uribe, el narcoparaco, expresidente colombiano, está presente en ese plan", dijo.
Este plan golpista fue desmontado por la Operación Escudo Zamorano 2017, que ha incautado en diferentes operativos municiones y explosivos.
Ante esto, el dirigente socialista expresó: "Nosotros vamos a seguir actuando callados, apegados a esta Constitución y a las leyes. No van a poder con nosotros y para Miraflores no van a ir. Más nunca van a poder poner un pie en Miraflores".