jueves, 12 de mayo de 2016

Senado de Brasil aprobó juicio político contra presidenta Dilma Rousseff

El vicepresidente Michel Temer, uno de los impulsores del juicio político contra Rousseff junto al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quedará al frente de Brasil
Este jueves el Gigante Suramericano amaneció de golpe, luego que el senado de Brasil aprobara el juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, decisión que trae como consecuencia que la Mandataria sea suspendida de su cargo durante seis meses.

Con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado), se decidió aprobar el juicio -sin pruebas- contra la Dignataria.
La sesión comenzó a las 09H00 hora local (12H00 GMT) y se prolongó hasta la madrugada de este jueves, cuando entre “gallos y medianoche” la mayoría del Senado dio este llamado “golpe parlamentario”.
“La defensa de Dilma Rousseff afirma que no hay crimen de responsabilidad contra la mandataria (…), este juicio no se justifica”, manifestó el abogado de Rousseff.
A su juicio el informe presentado por el relator del impeachment “justifica una intención política para inhabilitar a la presidenta (…), hay un golpe con derecho a la defensa”, indicó.
El vicepresidente Michel Temer, uno de los impulsores del juicio político contra Rousseff junto al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quedará al frente de Brasil.
Rousseff dejará el Palacio del Planalto (sede del gobierno) este mismo jueves, y se trasladará al Palacio de Alvorada, la residencia oficial. El juicio contra la Presidenta iniciará a mediados de mayo.
Se prevé que la mandataria ofrezca un mensaje a la nación este jueves.

T/CO con información de Telesur
F/Archivo-Captura Telesur