martes, 22 de septiembre de 2015

Embajadores de Colombia y Venezuela retornarán a sus respectivas misiones diplomáticas

Ambos jefes de Estados coincidieron en reunir a los equipos de ministros de manera inmediata para comenzar a abordar los problemas sensibles de la frontera colombo-venezolana

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro Moros y de Colombia, Juan Manuel Santos, acordaron el retorno de los embajadores de ambos países a sus respectivas misiones diplomáticas, según expresa la declaración conjunta consensuada por ambos mandatarios, así lo informó este lunes el jefe de Estado de Ecuador, Rafael Correa, quien dio lectura al documento desde el Palacio Presidencial de Carondelet, en Quito.

“Al término de la reunión los presidentes de Colombia y Venezuela acordaron el retorno inmediato de los respectivos embajadores”, leyó el también Presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).
Ambos Jefes de Estado convinieron en realizar una investigación sobre la situación fronteriza. Asimismo, coincidieron en reunir a los equipos de ministros de manera inmediata para comenzar a abordar los problemas sensibles de la frontera colombo-venezolana y en este sentido se fijó un segundo encuentro para el 23 de septiembre en Caracas.
Maduro y Santos acordaron la progresiva normalización de la frontera, así como la coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país.
También concordaron en “hacer un llamado al espíritu de hermandad y la unidad propiciando un clima de  mutuo respeto y convivencia”.

OTROS ASPECTOS

La declaración conjunta además establece que tanto Colombia como Venezuela continuarán trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay.
En el encuentro, que contó además con el presidente pro tempore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), tanto Maduro como Santos reconocieron la importancia de los organismos de integración regional, al tiempo que “reafirmaron los lazos históricos, la vecindad geográfica y un origen común”.
Igualmente, ratificaron el derecho que tiene cada país a desarrollar su propio modelo político, jurídico, económico y social, así como a organizarse en la forma que más les convenga sin injerencia externa.
“Ambos jefes de estado se comprometen a construir un acuerdo que solucione los problemas en la frontera común orientado a la fraterna convivencia, la buena vecindad, el mutuo respeto y el desarrollo económico y social. Coincidieron en la importancia de continuar fortaleciendo el diálogo bilateral entre ambos países para garantizar el cumplimiento de estos propósitos en el marco del respeto al derecho internacional”, concluyó Correa.
Texto/Sandra Izarra
Fotos y Video/@VTVcanal8