jueves, 22 de marzo de 2012

Alcalde Antonio Ledezma avala nueva agresión de MUD contra equipo periodístico de ÁvilaTV


agresion_avila_02
¡Viva la libertad de expresión!, decía Ledezma, burlonamente, luego que uno de sus partidarios empujara violentamente al periodista que lo entrevistaba / Poca concurrida “Cadeneta por la Paz” de la MUD, en Chacaíto, evidenció las intenciones “pacíficas” de los activistas de Primero Justicia y la MUD
El alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, testigo presencial de una nueva agresión contra un equipo de comunicadores sociales de ÁvilaTV, avaló el maltrato contra la libertad de expresión por parte de uno de sus simpatizantes, precisamente durante la llamada “Cadeneta por la Paz” que realizaba este miércoles la Mesa de Ultraderecha (MUD) en el sector de Chacaíto, en Caracas.
El periodista alternativo recogía preguntas del Alcalde cuando un sujeto se interpuso bruscamente, empujando al comunicador y desplazándolo, frente a la pasiva mirada de Ledezma, quien con una especia de sonrisa reprimida en su boca, hizo caso omiso de la violencia de su partidario ideológico y político, que parecía estar ejerciendo como su guardaespalda personal.
agresion00 agresion_avila_01 agresuion003
No obstante, el periodista de ÁvilaTV no se amilanó y, desde la distancia, le preguntó al alcalde qué le parecía esa conducta de su activista político, y le hablara sobre la libertad de expresión que tanto defiende:
-Ledezma, háblame sobre la Libertad de Expresión; cuéntame ¿Qué opinas tú?
-¡Viva la Libertad de Expresión!, exclamó, burlonamente, el alcalde.
-¿Esta es la libertad de expresión que tú quieres?”, repreguntó el periodista.
A lo que Ledezma masculló una frase que parecía señalar su deseo que volviera la señal de RCTV, y continuó su camino junto a su guardaespalda, quien luego del ataque, disimuló su conducta dejando que el periodista se acercara.
Tras esta “evidencia” de la libertad de expresión que respeta el alcalde Antonio Ledezma, el periodista agredido continuó cubriendo la actividad, enfrentando con paciencia las ofensas e insultos de los pocos concurrentes a esta actividad proselitista de la oposición de derecha en Chacaíto.
En otro momento, Ramón Muchacho, dirigente de Primero Justicia, procedió a juramentar como “embajadores de la paz” a algunos activistas de su partido, presenciando, también pasivamente como Ledezma, cómo –paradójicamente- los “pacifistas” juramentados comenzaron a entonar consignas contra la salud del Mandatario Nacional.
(VTV)